Ultimas Noticias:
recent

Contenidos de la Pelicula "Secretariat"

Género
Drama, Deportes
Elenco
Diane Lane como Penny Chenery/Sra. Tweedy; John Malkovich como Lucien Laurin; Otto Thorwarth como Ron Turcotte; Nelsan Ellis como Eddie Sweat; James Cromwell como Ogden Phipps; Scott Glenn como Christopher Chenery; Amanda Michalka como Kate Tweedy; Margo Martindale como la Srta. Ham
Director
Randall Wallace (We Were Soldiers, The Man in the Iron Mask)

Distribuidora
Walt Disney Pictures
Críitico
Paul Asay (Traducido por Jimmy Hernández-Arroyo)

Hay una cierta simplicidad en las carreras, una cierta elegancia y pureza. No hay bases para robar, no hay goles de campo para patear, no hay banquillos de penalización para sentarse. Usted no necesita ser un experto para comprender el objetivo: cruzar la línea de meta en primer lugar.

Es irónico, entonces, que las carreras sean tan frecuentemente usadas como una metáfora de la vida. "Y corramos con perseverancia la carrera que tenemos por delante," nos dice el autor de Hebreos. Hablamos de cómo la vida es una maratón, no un "sprint"… de cómo tenemos que marcarnos el paso, mantener los pies en la senda y los ojos fijos en la meta. Sin embargo, muchos de nosotros, si somos honestos, no queremos terminar la carrera tan rápido. Dejando las riquezas celestiales a un lado, no tenemos ninguna prisa por romper la cinta. Metafóricamente, la carrera no se trata de quién llega primero, pero quien termina mejor.

Penny Tweedy sabe algo acerca de esa metáfora.

Nacida y criada en Meadow Farm, una operación en la crianza de los pura sangre en la zona rural de Virginia, Penny creció alrededor de poderosos animales que vivieron para correr: todo músculo perfeccionado para el movimiento, cada tendón ubicado para volar. Entonces la vida dio un giro cuando Penny se casó y dejó la finca por Denver y las nuevas funciones como esposa, madre, y ama de casa.

Cuando la madre de Penny muere, la "pista" toma otro giro. Volando de regreso a casa, encuentra a su padre, una vez un inteligente criador de caballos, envejeciendo cada vez más en una demencia incapacitante y las disminuidas fortunas de la finca familiar. Lo mejor que puedes hacer, le informa el hermano de Penny, es poner a papá en un hospital, vender los caballos y liquidarlo todo.

Para Penny, sin embargo, la venta de la finca sería similar a renunciar a la carrera, un pecado impensable para ella. Así que rápidamente se pone a trabajar apuntalando las cosas. Ella despide al entrenador actual de la finca (quien ha estado haciendo algunos negocios turbios por su lado), se sumerge en las menudencias del negocio y descubre que su padre tenía un acuerdo importante por medio de un apretón de manos con Ogden Phipps, uno de los hombres más ricos del país. El acuerdo es el siguiente: Phipps permitiría a su famoso caballo de carreras, Bold Ruler, para engendrar con dos yeguas de Meadow Farm. Uno de los potros resultantes se iría a la finca de Phipps, el otro se quedaría en de Meadow. Un lanzamiento de moneda decidirá qué potro se iría a dónde.

En un lugar neutral, Phipps gana la escogencia y, por supuesto, elige el potro más prometedor. Se marcha sintiéndose bastante satisfecho con el resultado.

¿Y Penny? Está satisfecha, también. La vida, después de todo, no es un lanzamiento de moneda: Es una carrera. Y ella tiene la sensación de que su potro de segunda clase puede convertirse en un caballo de carreras de primera clase...Continúa...

Elementos Positivos
El potro de Penny, como usted seguramente ha conjeturado, fue Secretariat, posiblemente el mejor pura sangre de todos los tiempos. Él ganó la Triple Corona en 1973 y estableció récords en el Derby de Kentucky y en Belmont Stakes que, 37 años después, todavía no se han roto.

Pero el éxito de Secretariat no estaba predestinado: Tomó mucha determinación, riesgo, fe y trabajo de todas las personas a su alrededor (y no sólo un poco del caballo mismo) para entrar en el círculo de ganadores. Y Penny mostró mucha más fe, puso mucho más trabajo duro y arriesgó más que nadie.

Durante un tiempo, parece que ella ha arriesgado demasiado. Pero Penny habla del legado que su padre le dejó, un legado para hacer todo lo posible por ganar "y vivir con eso si no puedes." Y para ella, "ganar" significa salvar y mantener la finca de su padre para preservar su legado. Para lograrlo, esto significa hacer algunos sacrificios en serio: Ella deja su hogar y su familia en Denver, algunas veces por varias semanas a la vez. Y mientras ella trata de ser tan solidaria y maternal como puede, mientras ves la película, puedes decir que ella siente la pérdida. Una noche, Penny escucha a su hija actuar en una actividad festiva por teléfono. Y en cuanto oye a su hija cantar "Noche de Paz", conectada tan sólo por un receptor a más de 1.000 kilómetros de distancia, ella rompe a llorar.

Su marido no es muy solidario con Penny cuando ella asume el riesgo en un primer momento. "Si tropiezas y caes, no nos hagas lucir como tontos," dice. "Nos convertiste en mendigos." Pero al ver a sus cuatro hijos cada vez más entusiasmados con el involucramiento de su madre con Secretariat, él regresa. Su hija mayor, Kate, una activista contra la guerra durante el tiempo que la película se desarrolla, llega a ver a su tradicional madre, tan correcta y formal, como una especie de héroe. "Estoy tan orgullosa de ti," le dice a Penny.

"Le enseñaste a los niños qué es una mujer de verdad," le dice el Sr. Tweedy a su esposa. "Me enseñaste algo a mi también."

Contenido Espiritual
Secretariat comienza con una cita de Job 39: "¿Le has dado al caballo su fuerza? ¿Has cubierto su cuello con largas crines?" La película luego procede con una cascada a través de siete versos de la poderosa poesía del libro, cerrando la referencia con: "En frenética carrera devora las distancias; al toque de trompeta no es posible refrenarlo."

Es un comienzo sorprendentemente espiritual para una película de deportes, y temas de fe hacen eco en el resto de ella. La madre de Penny es enterrada en un funeral cristiano, y mientras su padre está muriendo, también, Penny habla con él acerca de la oportunidad que Secretariat tiene de ganar la Triple Corona. A medida que su monitor cardíaco muestra una línea horizontal, ella dice suavemente, "Espero que puedas verlo." Bull Hancock, un buen amigo del padre de Penny, muere casi al mismo tiempo, y la película sugiere que hay algo espiritualmente poético al quedar los dos unidos en la muerte como lo estuvieron en vida. Eddie Sweat le dice a Penny, "No sé los caminos de Dios," pero él cree que los papás de Bull y Penny fueron traídos juntos en vida para apoyarse uno al otro, y espera que Penny pueda encontrar a alguien que la apoye de la misma manera.

Después de un día particularmente duro tratando de recaudar dinero para salvar la finca, Penny se une a Eddie para acicalar a Secretariat con la melodía de la canción gospel "Oh Happy Day" [¡Qué día feliz!]

Contenido Sexual
La Srta. Ham, secretaria de la finca, y Lucien Laurin, entrenador de Secretariat, restriegan sus traseros, de una manera un tanto sugestiva durante un baile espontáneo.

Escuchamos mucho sobre engendrar caballos.

Contenido Violento
Hay algún temor que el feroz y competitivo jinete Ron Turcotte pueda correr a Secretariat hasta [causarle] la muerte. La tensión y el peligro asociado con un grupo de caballos golpeando una pista de carreras recibe un poco de tiempo en pantalla. Oímos acerca de cómo, en una carrera anterior, Secretariat y un jinete inexperto estuvieron dando saltos con brío en la pista "como un pinball."

Lenguage Vulgar
Dos usos de "d‑‑m-ios" y dos veces el nombre de Dios mal utilizado.

Contenido de Alcohol o Drogas
El Sr. Tweedy le pide a Penny que pase a recoger un poco de vino para sus huéspedes

Otros Elementos Negativos
Secretariat orina a un periodista. Lucien dice que un entrenador rival no puede "entrenar a un mono a levantar su propio trasero." Hay una referencia a los movimientos del intestino. Apostar es mencionado un par de veces.

Conclusión
"Renuncié a una carrera para tener una familia," Penny le dice a su marido, que está frustrado de que ella esté pasando tanto tiempo lejos de casa. "Este caballo es parte de nuestra familia ahora."

Esta afirmación provoca un pensamiento fugaz, pero molesto. Penny, elegantemente encarnada por Diane Lane, es una protagonista elegante con clase, en conflicto, llena de gracia y agallas, al igual que su famoso caballo. A pesar de que podemos detectar un tono de reproche en su declaración, nunca tenemos la sensación de que no le gusta su papel como esposa, madre y ama de casa. Ella ama a su familia, y alienta a sus hijas a esforzarse para tener éxito en cualquier cosa que hagan, incluso si está dudosa acerca de las inclinaciones cuasi-hippies de ellas.

"Las creencias políticas cambian," les dice. "Nuestra necesidad de hacer lo que creemos es correcto, no."

Para Penny, lo "correcto" es salvar la operación familiar de crianza. Para ello, necesita que Secretariat llegue a ser un éxito de clase mundial. Y para que esto suceda, tiene que sacrificar algo. Ella tiene que sacrificar tiempo con su familia.

Al final, por supuesto, Penny saca lo mejor de ambos mundos: Secretariat gana la Triple Corona, la finca se salva, su marido gana un nuevo aprecio por ella y sus hijas encuentran en ella una nueva héroe. Después de ver a sus hijos y compañeros de trabajo bailar juntos en la víspera antes de Belmont, Penny se escabulle dentro del establo de Secretariat y le susurra, "Me di cuenta de algo. Ya he ganado."

Para algunas personas, creo, las decisiones de Penny serían aceptables y completamente honorables. Para mí, son un poco más ambiguas. Es fantástico tratar de salvar la finca familiar. Pero todos sabemos lo importante que es pasar cantidades masivas de tiempo con tus hijos, y el objetivo loable de Penny requiere que ella renuncie a parte de ese tiempo. Eso no la hace menos amorosa como madre, pero sí la hacen, a veces, una madre ausente. Y hay algo un poco triste acerca de eso.

Concedido, los cineastas no suelen hacer películas sobre gente que hicieron a un lado "grandes cosas" para concentrarse más ferozmente en las alegrías y deberes de criar una familia, a lo que yo diría es el trabajo más importante del mundo. Y los sacrificios que hace que Penny no son tal vez muy diferentes de los que he hecho en mi propia carrera. La mayoría de nosotros tenemos trabajos que nos alejan de nuestra familia a veces. La vida, en este sentido, es un acto de equilibrio para cada uno de nosotros.

Y así escribiendo esto, estoy convencido de que no es justo terminar con una nota amarga. Debido a que Secretariat, una película pesada en belleza e inspiración, y muy ligera sobre cualquier tipo de problemática de contenido, es la historia de un caballo que podía volar. Podemos discutir sobre si Penny hizo lo que ella "estaba llamada" a hacer. Y podría especular que en una forma razonablemente sana esta película permite a las familias lidiar con lo que hizo.

Pero no hay duda de que el caballo cumplió su propósito.

"Creo que Dios me hizo para un propósito, pero Él también me hizo rápido", dice Eric Liddell en Carros de fuego, otra película sobre las carreras y la vida. "Y cuando corro, siento Su placer."

Cuando Secretariat viene alrededor de la curva en Belmont, sus cascos tronando contra la tierra apisonada, todo se desvanece en el silencio por un momento. Y a continuación, un coro gospel se deja escuchar, y el placer de Dios da vueltas a través de la pantalla al ver el caballo, todo crines y músculo, ligado a la historia.

Fuente: Conectados (Enfoque a la Familia)
Todo Adventista Techs

Todo Adventista Techs

Nos encanta escribir y informar a las personas de nuestra comunidad cristiana-adventista sobre lo que esta pasando en nuestra iglesia, ademas de tambien dar recursos para el crecimiento espiritual de nuestros lectores. Esperamos que la informacion que compartimos en este blog, sea de bendicion para todos ustedes. -Todo Adventista Techs

No hay comentarios:

Entradas populares

Con la tecnología de Blogger.