Ultimas Noticias:
recent

En medio de los recuerdos de la tragedia, renovemos nuestros esfuerzos de compartir esperanza

El presidente de la iglesia dice que el 11 de septiembre nos recuerda que el mundo es un "campo de batalla"
E l 11 de septiembre de 2001, estaba en una comisión en la Asociación General cuando me enteré de los eventos trágicos en la ciudad de Nueva York y Washington. Recuerdo haber experimentado un sentimiento de simpatía y profunda tristeza por los afectados. Y por supuesto, oramos por los miles de personas que sufrieron esta tragedia.

En la década de 1970, pasé unos siete años trabajando en la zona metropolitana de Nueva York. Allí aprendí a respetar e interesarme por los habitantes de esa región. Los ataques me recordaron que la vida es muy frágil y que es importante mantener una estrecha conexión con Cristo todos los días mientras compartimos con otros nuestra esperanza de un mundo mejor cuando termine el conflicto entre Cristo y Satanás al momento de la segunda venida.  

Agradezco que la Iglesia Adventista pudo ayudar y ministrar a muchos en Nueva York y Washington durante esos momentos difíciles. Es una bendición que este ministerio continúe en esas y otras muchas ciudades. 

Esta semana se cumplen diez años de la tragedia. Muchos fuimos cambiados para siempre por el dolor y el sufrimiento que experimentamos ese día, y por las historias que escuchamos. Al mirar a nuestra iglesia diez años después, veo un grupo de dedicados creyentes que son faros de paz y justicia en el mundo. Veo una comunidad de fe que alivia el dolor y el sufrimiento actual, pero que señala a una tierra renovada. Juntos anhelamos ese día cuando la pérdida de vidas humanas sea un recuerdo distante y Cristo ponga fin a la muerte, las lágrimas y el sufrimiento. Como lo afirma el libro de Apocalipsis, su segunda venida y la Tierra Nueva pondrán fin al sufrimiento y al pecado. 

El 11 de septiembre de 2001 se nos recordó que el mundo es un campo de batalla. Las fuerzas del bien y del mal están en pugna, y se pierden vidas inocentes. Pero sabemos que esto tendrá fin. Nuestra esperanza está en el Salvador, que comparte nuestro dolor y tiene la solución para los problemas que enfrentamos. Es un privilegio leer su plan de salvación en la Biblia, la Palabra con autoridad de Dios. No importa la batalla, y aunque el mal parezca aventajar al bien momentáneamente, recordemos que finalmente Dios "destruirá a la muerte para siempre, y enjugará Jehová el Señor las lágrimas de todos los rostros" (Isaías 25:8). 

Mi esperanza es que sigamos siendo una iglesia que se una para mostrar el amor de Dios a los amigos y vecinos, en momentos de gozo o adversidad. Es mi esperanza que en medio del recuerdo de la tragedia, compartamos el mensaje de esperanza mientras aguardamos el pronto regreso de Cristo. Que sintamos ánimo y consuelo en lo que Dios nos dice en Jeremías 29:11: "Porque yo sé los pensamientos que tengo acerca de vosotros, dice Jehová, pensamientos de paz y no de mal, para daros el fin que esperáis". Renovemos nuestros esfuerzos personales y como iglesia para compartir esa esperanza con otros en palabras y servicio cristiano para la gloria de Dios. 
 
Fuente: news.adventist.org/es

Todo Adventista Techs

Todo Adventista Techs

Nos encanta escribir y informar a las personas de nuestra comunidad cristiana-adventista sobre lo que esta pasando en nuestra iglesia, ademas de tambien dar recursos para el crecimiento espiritual de nuestros lectores. Esperamos que la informacion que compartimos en este blog, sea de bendicion para todos ustedes. -Todo Adventista Techs

No hay comentarios:

Entradas populares

Con la tecnología de Blogger.